BAUNAT sapphire ring

¿Qué color elegir para el anillo de compromiso?

0 Acciones
0
0
0

Hace apenas unas décadas, comprar un anillo de compromiso era una tarea sencilla. Casi todos los anillos para elegir eran anillos solitarios, un solo diamante en un engaste en un anillo liso de oro blanco, oro amarillo o platino. Este clásico sigue siendo, con mucho, el modelo más frecuente en la actualidad, pero las opciones se han vuelto mucho más diversas, con opciones nunca antes vistas.

¿De qué color debe ser el anillo de compromiso?

La base del anillo de compromiso, ya sea con o sin piedras, es la banda del anillo. Forma el anillo, que luego se coloca en el dedo. Los anillos de compromiso a menudo se usan todos los días de por vida, por lo que además del color propiamente dicho, la durabilidad del material es una consideración importante. Por lo tanto, la madera, la piedra o el carbón negro no son adecuados como base para un anillo de compromiso, pueden soportar las tensiones normales de la vida cotidiana solo por un tiempo limitado y no pueden repararse.

La plata como metal precioso es adecuada para un anillo de compromiso muy económico, pero tiene algunas desventajas: se decolora rápidamente y debe limpiarse con frecuencia, es responsable de más alergias que los metales preciosos de mayor calidad, es susceptible a los rayones y no se puede grabar con láser.

El oro es una excelente opción para un anillo de compromiso, está disponible en tres tonos: oro blanco, oro amarillo clásico, oro rojo u oro rosa. Este último es básicamente oro rojo con un tono ligeramente más suave, razón por la cual los términos a veces se usan como sinónimos.

El color del oro se crea mezclando oro amarillo puro con otros metales como paladio, plata y cobre. La mezcla final se llama aleación. En teoría, también son posibles otros colores, que son menos adecuados para un anillo de compromiso robusto que se pueda usar durante mucho tiempo. Por ejemplo, el oro verde es demasiado blando para un anillo porque se debe agregar cadmio o cobalto. El oro azul tiende a no tener un color uniforme y es muy difícil trabajarlo en joyería.

En el caso de las aleaciones de oro, el porcentaje de oro fino puro, que determina la calidad del oro blanco, del oro amarillo o del oro rojo, se expresa en milésimas o quilates. 750 de oro (18 quilates) por lo tanto corresponde a un 75% de oro y un 25% de otros metales. En el oro 333 económico (8 quilates), solo un tercio es oro, dos tercios son otros metales. Solo los productos de inversión como lingotes o monedas de oro están hechos de oro puro 999 (24 quilates); sin metales adicionales es demasiado suave para la joyería y se deforman fácilmente. Para el anillo de compromiso se recomienda el oro 750, si tienes un presupuesto muy ajustado el oro 585 (12 kilates) puede ser una alternativa.

El popular oro blanco ocupa una posición especial, porque su color perfecto no lo crea exclusivamente el metal precioso en sí mismo, como es el caso del oro amarillo o el oro rojo o el rosa, sino un recubrimiento adicional de rodio. Un anillo de compromiso chapado en rodio suele requerir una renovación de este revestimiento electrochapado después de unos años, ya que la abrasión puede revelar el oro blanco puro ligeramente amarillento. El costo y el esfuerzo de un nuevo baño de rodio son mínimos.

¿Estás buscando un material particularmente noble y duro con un brillo plateado brillante que además sea hipoalergénico y requiera pocos cuidados? Entonces el platino en forma de platino 950 es la opción ideal. El metal precioso se utiliza en la industria en muchas áreas y es ideal para joyas como un anillo de compromiso, que están sujetas al uso diario. El platino es un poco más caro que el oro, el procesamiento es más complejo, porque se rompe más fácilmente en el proceso de fabricación que el oro más suave, pero a cambio, literalmente, tienes un anillo para la eternidad.

¿Qué colores están disponibles para la piedra preciosa?

Las piedras preciosas existen en todos los colores del arcoíris, desde el blanco puro y transparente hasta el amarillo, el rosa, el naranja, el rojo, el verde, el azul e incluso el negro. Para los anillos de compromiso, existen minerales más adecuados que otros, que se encuentran entre las piedras preciosas clásicas: rubí, zafiro, esmeralda y diamante. Independientemente de su color, son transparentes y brindan un hermoso brillo cuando incide la luz, lo que ha hecho que los diamantes incoloros, en particular, sean la opción más frecuente para los anillos de compromiso.

Otra ventaja: las piedras preciosas son extremadamente duras, la esmeralda tiene una dureza de 8/10 en la escala de Mohs, el zafiro y el rubí están en 9/10 y el diamante marca el extremo superior con 10/10 y es el mineral más duro del mundo. Esta dureza no se puede traducir 1:1 en resiliencia, incluso los diamantes no son indestructibles, sin embargo, la dureza de Mohs, llamada así por el conocido mineralogista e inventor Friedrich Mohs, es un buen indicador de la idoneidad de una piedra preciosa para el uso diario.

Si se limita la búsqueda a las piedras preciosas clásicas, el rojo (rubí), el azul (zafiro) y el verde (esmeralda) son posibles como colores. El diamante es una excepción, porque además de los diamantes incoloros, también hay diamantes naturales de colores en todos los tonos imaginables. Aquí, sólo el presupuesto limita la elección. Los diamantes incoloros, amarillos, marrones y negros se encuentran en el rango asequible para el común de los mortales. Los diamantes verdes, azules, rosas o rojos son extremadamente raros y, por lo tanto, caros.

¿Qué colores de anillo de compromiso se adaptan a cada tipo de mujer?

Es crucial que el anillo de compromiso te agrade a ti o a tu ser querido. El tono de piel o el color del cabello son secundarios. Si bien existen guías de estilo que clasifican a las personas en tipos correspondientes a las estaciones de primavera, verano, otoño e invierno, por ejemplo, tu propio gusto es mucho más crucial.

Un enfoque pragmático resulta exitoso: dado que un anillo de compromiso generalmente se usa todos los días, debe poder combinarse con otras piezas de joyería favoritas y combinar con el estilo de ropa propio. Por lo tanto, ante la duda sobre el color del anillo de compromiso, menos es más. Un anillo de compromiso solitario clásico de oro blanco u oro amarillo, alternativamente de platino de alta calidad, es mucho más fácil de usar con otras joyas y con cualquier look que un anillo muy extravagante o “colorido” con varios colores.

Tampoco es completamente irrelevante la cuestión de qué color será el anillo de boda. En los países de habla alemana, con la excepción de Suiza, tanto el anillo de boda como el de compromiso se usan tradicionalmente en el dedo anular de la mano derecha después del matrimonio. En el mejor de los casos, los anillos deben complementarse visualmente y verse armoniosos.

0 Acciones
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede gustar