5 reglas de oro para comprar anillos de compromiso

0 Acciones
0
0
0

El anillo de compromiso es una parte esencial de una propuesta de matrimonio clásica, porque ¿cómo sería el gran momento sin ponerse de rodillas con un anillo de diamantes increíblemente brillante? Hoy en día, las opciones para elegir son mayores que nunca, lo que no siempre facilita la tarea de encontrar el anillo ideal para tu pareja. Nuestros expertos han elaborado algunas recomendaciones para ayudarte a elegir y comprar el anillo de tus sueños de la forma más económica posible.

Regla 1 del anillo de compromiso: El gusto de tu pareja decide

Si quieres proponerle matrimonio, es posible que ya tengas un anillo en mente que te guste. Sin embargo, el anillo no lo llevarás tú en tu dedo sino tu pareja. Por supuesto, tu propio gusto también juega un papel importante, pero asegúrate de saber qué tipo de joyas le gusta usar a tu media naranja.

En caso de duda, siempre ayuda mirar sus piezas de joyería favoritas, junto con las que se usará el anillo de compromiso más adelante. ¿Son llamativas o sencillas, finamente elaboradas o muy vistosas? ¿De qué material están hechas, platino, oro blanco, oro amarillo u oro rosa? ¿El diseño es divertido y elaborado o minimalista y moderno? Con las respuestas a estas preguntas, ya puedes reducir un poco la selección de anillos de compromiso y tener una mejor visión general de qué anillos hay.

También puede ser útil involucrar discretamente a los amigos cercanos o familiares de tu pareja y dejar que te aconsejen en tu elección. Una segunda opinión nunca está mal, especialmente de personas que han conocido a tu futura prometida o futuro prometido desde siempre.

Regla 2 del anillo de compromiso: Comparar vale la pena

¿Has encontrado un hermoso anillo en un joyero local y te gustaría comprarlo de inmediato? Si te enamoras espontáneamente de un anillo de compromiso, no hay nada de malo en comprarlo, sin embargo, es posible que pagues más de lo necesario. Al comprar un anillo de compromiso, casi siempre vale la pena comparar los precios de diferentes minoristas y fabricantes. El tiempo invertido puede ahorrarte mucho dinero.

Comprando online a menudo se paga considerablemente menos por un anillo de compromiso equivalente, ya que los joyeros online como BAUNAT, en Amberes, Bélgica, calculan los precios con márgenes mucho más ajustados que el joyero local tradicional. No hay grandes espacios comerciales en ubicaciones premium, se requiere menos mano de obra, se obtienen diamantes directamente en origen en lugar de hacerlo a través de mayoristas e intermediarios. Sin todos estos costos, puedes obtener un anillo de compromiso de alta calidad por mucho menos. Sin comprometer lo que realmente cuenta: la calidad de las joyas y los diamantes.

Regla 3 del anillo de compromiso: Establecer un presupuesto

Un anillo de compromiso es una pieza de joyería que se compra solo una vez en la vida, y luego adornará la mano de la futura mujer o marido durante las próximas décadas. Uno debe ser generoso, pero mateníendose dentro de las posibilidades.

En EE. UU. existe la conocida regla que se cita muy menudo de que un anillo de compromiso debe costar al menos dos, o mejor aún, tres sueldos mensuales netos. Allí, el anillo de compromiso se considera un símbolo de estatus. Cuanto más grande sea el diamante, mejor. En Europa, sin embargo, esta visión nunca ha prevalecido, al menos no en la misma medida. Comprar un anillo de compromiso particularmente barato y de dudosa calidad no es el camino a seguir, pero pedir un préstamo y tener cargas financieras tampoco es muy recomendable. Después de todo, pronto querréis organizar la boda de vuestros sueños, combinada con la compra de un hermoso par de anillos de boda.

Recomendamos establecer un presupuesto con el que te sientas cómodo y se tenga oportunidad para otros gastos. El anillo de compromiso más hermoso no es automáticamente el más caro y, por ejemplo, renunciar a la luna de miel porque el anillo de compromiso ha superado ampliamente el presupuesto, no forma parte de ninguna tradición.

Regla 4 del anillo de compromiso: Comprar el anillo con tiempo

¿Estás planeando un compromiso lujoso, quizás combinado con un viaje a un lugar romántico? ¡Maravilloso! Al planificar el viaje, debes pensar en el anillo de comprimiso con tiempo. Una compra de última hora suele volverse innecesariamente costosa, porque ya no hay tiempo para investigar y comparar relajadamente.

Los anillos de compromiso prefabricados se entregan rápidamente o se pueden retirar en el mismo día de la joyería. Sin embargo, si prefieres tener un anillo hecho a medida o personalizado, puede tomar un poco más de tiempo.

Es recomendable comprar el anillo antes de planificar la propuesta de matrimonio, así tendrás la parte central de la propuesta de matrimonio ya preparada y podrás concentrarte por completo en la organización.

Regla 5 del anillo de compromiso: Presta atención a la calidad

No importa qué tipo de anillo de compromiso quieras comprar, si uno no es experto, no es fácil evaluar la calidad objetiva de una joya, pero hay dos criterios a los que puedes prestar atención: la calidad del metal precioso y la calidad del diamante(s) del anillo.

En los metales preciosos, siempre se debe especificar la proporción exacta de metal precioso puro en la aleación. Ya sea en milésimas o en quilates. En el caso del oro, por ejemplo, va desde el económico oro 333 (8 quilates) con un contenido de oro de solo un tercio hasta el oro 750 de alta calidad (18 quilates), que consiste en tres cuartos de oro fino y, por lo tanto, además de ser más bonito, es más duradero.

En los diamantes, hay cuatro características que describen la calidad. El peso en quilates, el color, la claridad y la talla (el corte). En inglés Carat, Colour, Clarity y Cut, por lo que estas características también se denominan 4C para abreviar. Los quilates, (Carat), describen cuán grande y pesado es un diamante, pero aún no ofrecen ninguna idea sobre la calidad. El color, (Colour), va desde la D, un blanco puro, hasta la Z, un tono amarillo fuerte. Cuanto más blanco es un diamante, menor es el tinte amarillo, más raro y más valioso es. La claridad, (Clarity), muestra en qué medida el diamante tiene inclusiones, pequeñas cavidades y decoloraciones. Aquí, la escala va desde impecable (FL e IF) hasta I1-I3 o PI1-PI3, diamantes con inclusiones oscuras muy fuertes que deterioran significativamente la óptica. Por último, pero no menos importante, la talla, (Cut), o más precisamente la calidad de la talla. Esto es independiente de la forma del diamante (por ejemplo, brillante redondo, diamante talla princesa cuadrado) y muestra la precisión con la que se realizó la talla y las proporciones.

La mejor relación calidad-precio para un anillo de compromiso se puede encontrar con diamantes en colores G y H, claridad VS2 o SI1 con muy buena talla. Estos son considerablemente más baratos que los diamantes completamente perfectos en D-E, FL/IF y excelente talla, pero ópticamente solo pueden ser distinguidos de ellos por un profesional con una lupa de diamantes. Por otro lado, son mucho más bonitos que los productos baratos con un tinte amarillo perceptible y abundantes inclusiones. Calidad premium, por la que se paga mucho menos que por la piedra ideal.

0 Acciones
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede gustar