Rechazo de propuesta de matrimonio

0 Acciones
0
0
0

Cuando estás planeando una propuesta de matrimonio, hay mucho en qué pensar.  Probablemente haya varias preguntas que rondan por tu mente en este momento: ¿Cómo vas a hacerlo? ¿Con qué vas a pedirle la mano? ¿Qué vas a decir o dónde vas a hacerlo? Pero otra cosa que podría estar ocupando gran parte de tu espacio mental es: ¿qué sucede si dice que no?

El rechazo durante la propuesta de matrimonio, aunque es mucho menos común que decir que sí, sigue siendo una posibilidad cuando le pides a tu pareja que se case contigo. Pero, el hecho de que estés pensando en ello es en realidad una buena señal: reconocerlo como un resultado potencial significa que has pensado correctamente sobre la importancia de lo que estás a punto de hacer.

Cómo minimizar la posibilidad de rechazo de una propuesta de matrimonio

Seamos claros: no puedes obligar a alguien a decir que sí si no es la respuesta adecuada para esa persona, por lo que la única forma de minimizar la posibilidad de que una propuesta de matrimonio sea rechazada es preguntarle a la persona adecuada en el momento adecuado y de la manera correcta. Simple, ¿verdad?

Asegurarte de estar en sintonía con tu pareja y saber qué es lo que quiere de una propuesta de matrimonio y también para su futuro, es la mejor manera de saber cuándo y cómo proponer matrimonio.

Sin embargo, en el caso de que diga que no, aquí está nuestra guía sobre qué hacer después del rechazo de una propuesta de matrimonio.

Razones comunes para el rechazo de una propuesta de matrimonio

No está lista

Podría decirse que la razón más común para el rechazo de una propuesta de matrimonio es que la destinataria simplemente no está lista. Una relación es una cosa de dos mitades, e incluso si te sientes listo, si tu pareja no lo está: no estáis listos como equipo. Es muy importante recordar que un no, no significa necesariamente un no para siempre: para algunas personas realmente significa que no es el momento.

Momento y/o lugar incorrectos

Otra razón común para el rechazo de una propuesta de matrimonio es que aunque la pregunta fue formulada por la persona adecuada, pero en el lugar o el momento eran los equivocados. Las emociones son fuerzas muy poderosas y, a veces, pueden dominarnos por completo; un ejemplo famoso de esto es proponerle matrimonio espontáneamente a tu pareja durante la boda de otra persona.

No ser sincero

Algunos rechazos de propuestas de matrimonio ocurren cuando las personas sienten que la propuesta no es tan sincera. Tal vez lo estés haciendo como una reacción instintiva a algo, o tal vez lo estés haciendo porque crees que es lo “correcto”, pero en realidad, no necesariamente es lo que quieres hacer.

No ser financieramente estables

Puede que esto no parezca una distinción obvia de inmediato, pero es muy importante: es posible que tu pareja no esté rechazando el compromiso en sí mismo, sino que rechace la idea de una boda en un futuro cercano. Muchas personas quieren ser financieramente estables para poder permitirse un estilo o nivel de boda en particular, y proponer matrimonio antes de llegar a ese punto puede inducir sentimientos de claustrofobia, en lugar de emoción.

No estáis en la misma página

No queremos seguir con la misma copla, pero pensamos que vale la pena repetirlo: es muy importante asegurarse de que ambos estáis en la misma página antes de proponer matrimonio, para evitar posibles situaciones incómodas. ¿Confías en lo que tu pareja quiere de un matrimonio? ¿Estás seguro de que quiere casarse? Todas estas son preguntas que debes hacerte antes de la propuesta de matrimonio.

Qué hacer después de una propuesta de matrimonio rechazada

Si experimentas el rechazo durante una propuesta de matrimonio, lo más importante que debes hacer después es tratar la situación con la delicadeza y el respeto que ambos merecen. Por supuesto, tus sentimientos probablemente se herirán, y debes asegurarte de tener espacio para honrar tus emociones, pero tu pareja probablemente también esté sintiendo algún tipo de confusión.

Lo mejor que se puede hacer en esta situación es priorizar la honestidad. Pregúntale a tu pareja por qué ha dicho que no, no porque quieras intentar cambiar la respuesta, sino porque quieres saber cómo lo está pensando y cómo se siente. También puedes aprovechar la oportunidad para explicar cómo te ha hecho sentir esto, para que ambos tengáis toda la información.

Algunas parejas pueden tomarse un tiempo separadas después de pasar por el rechazo de una propuesta de matrimonio, para tener espacio para respirar y tratar de despejar un poco la cabeza. Para algunas personas, esto puede ser un par de horas, para otras un fin de semana o incluso un par de semanas; todo el mundo tiene un tiempo diferente para procesar sus emociones. Durante este tiempo, es muy importante respetar los límites; no abrumes a tu pareja con mensajes, no hagas cientos de llamadas ni la bombardees con razones por las que debería haber dicho que sí.

Cómo seguir adelante después del rechazo de una propuesta de matrimonio

La buena noticia es: el rechazo de una propuesta de matrimonio NO es una sentencia de muerte para una relación. ¡Ni siquiera está cerca! Muchas parejas superan el rechazo de una propuesta de matrimonio y después tienen una relación plena. De hecho, muchas parejas también se casan en algún momento posterior, porque realmente fue el lugar o el momento equivocados, no la persona equivocada.

La honestidad en vuestra relación os servirá mucho en este paso. Con esto como base, podéis comenzar a avanzar juntos como una unidad. De esta manera, sabréis que la siguiente fase de vuestra relación se basa en un entendimiento compartido de dónde os encontráis.

A veces, sin embargo, termina en la ruptura (y separación) de una relación. En estos casos, es importante respetar tus sentimientos: no los entierres profundamente, no los ignores o finjas que no existen. Es totalmente natural sentirse herido por el rechazo a una propuesta de matrimonio. Tampoco te castigues imaginando otros escenarios o resultados, solo concéntrate en lo que puedes controlar, que es en cómo te cuidarás y volverás a tener fuerzas de nuevo.

0 Acciones
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar