¡No hay lugar como el hogar! Entonces, ¿por qué no proponer matrimonio en casa?

0 Acciones
0
0
0

Ya sea que quieras hacer la gran pregunta fuera de casa, o si quieres hacer la gran pregunta en casa, una cosa es cierta para cada propuesta de matrimonio: quieres que sea en un lugar especial. ¿Y qué hay más especial que el hogar que compartís? Proponerle matrimonio en casa puede ser perfecto para crear recuerdos significativos, ya que simboliza todo por lo que os estáis comprometiendo. No solo los momentos únicos en la vida, sino también los intermedios cotidianos: que son igual de importantes, pero que tenemos la suerte de tener más de una vez.

Pero, ¿cómo se planifica una propuesta de matrimonio en casa? ¡Aquí tienes algunas de nuestras propuestas de matrimonio en casa para que te pongas a pensar!

Proponer matrimonio en casa con desayuno en la cama

¿Hay alguna sensación más agradable que tener una mañana relajada y que te traigan el desayuno mientras todavía estás acurrucado en la cama? Bueno, tal vez solo una: ¡que te propongan matrimonio al mismo tiempo! Prepara el desayuno favorito de tu pareja, saca la cafetera (o el elegante juego de té) y llévalo en una bandeja, con el anillo en el bolsillo del pantalón.

Búsqueda del tesoro con propuesta de matrimonio

Si a tu pareja le encanta resolver acertijos, salas de escape y misterios de asesinatos, una búsqueda del tesoro en tu casa podría ser la propuesta de matrimonio perfecta. Deja un rastro de pistas en diferentes habitaciones, cada una de las cuales conduce a la siguiente, hasta que llegue a la última, donde estarás esperando, arrodillado, para hacer la pregunta.

Propuesta de matrimonio durante una noche de juegos

Otra idea para proponer matrimonio en casa es hacerlo en la noche de juegos. Si jugáis habitualmente a juegos de mesa entre vosotros, ¿por qué no incorporar la propuesta de matrimonio en uno? Puedes introducirla a escondidas cuando vaya a coger algo de beber, (piensa en poner como pista el anillo en el tablero mientras juegas a Cluedo para que lo vea cuando regrese) o puedes introducirlo antes de tiempo, por ejemplo, en un cofre de la comunidad o Carta de azar en el Monopoly. Alternativamente, hay compañías que pueden personalizar los juegos de mesa para ti; ¡o tal vez te sientes realmente aventurero y te apetece hacer uno propio desde cero!

Proponer matrimonio en una cena romántica

¿Pensabas que las cenas románticas y con poca luz estaban reservadas solo para restaurantes elegantes y películas francesas? ¡Cambia el chip! Convertir vuestro hogar en un restaurante romántico puede ser realmente tan fácil como comprar un montón de velas y encenderlas en la mesa y alrededor de ella.

Recuerda: como dijimos en nuestro artículo sobre dónde proponer matrimonio, proponer matrimonio en casa no tiene que ser discreto o sencillo. Entonces, ¿por qué no dar un paso más y contratar a un chef para que os deleite con los mejores platos, mientras os miráis a los ojos con amor a la luz parpadeante de las velas? Es la manera perfecta de hacer la gran pregunta.

Propuesta de matrimonio en casa: edición noche de cine

Hablando de películas, ¿por qué no tener un maratón de películas con tu pareja y hacer la gran pregunta durante un momento romántico? Si tiene una película favorita, anula todo lo que pueda haber en vuestras agendas ese día y acurrúcate con ella en el sofá para verla juntos. Asegúrate de abastecerte de todas las palomitas de maíz, snacks y bocaditos de cine; incluso podrías considerar alquilar un proyector para disfrutar de la experiencia completa de la pantalla grande. Después podéis sentaros y relajaros… esto solo pasará hasta que le pidas que se case contigo, momento en el que probablemente saltará y chillará de emoción.

Recrea vuestra primera cita

Una de nuestras propuestas de matrimonio favoritas en casa es la de recrear vuestra primera cita. ¿Puedes recordar a dónde fuisteis? ¿Qué hicisteis? ¿Visteis una película en particular o un concierto? ¿Fuisteis a una galería que podrías simular en diferentes habitaciones de tu piso? ¿O fuisteis a cenar y tomar una copa? ¿Quizás el restaurante en el que cenasteis o el bar en el que os tomasteis una copa hace kits para llevar o para hacer en casa? Cuando le propongas matrimonio, puede ser un momento realmente especial para cerrar el círculo.

Propuesta de matrimonio con sesión de fotos en casa

Muchos de nosotros hemos pasado gran cantidad de tiempo en casa durante el último año y medio, por lo que es probable que hayáis pasado algún tiempo haciendo que la casa se vea mejor que nunca. Esto significa que proponerle matrimonio en casa nunca ha sido una mejor idea, así que ¿por qué no usarlo como excusa para reservar una sesión de fotos con un fotógrafo profesional? ¡De esa manera, puedes capturar la propuesta de matrimonio y la reacción de tu pareja!

Proponer matrimonio en casa con niños (¡y mascotas!)

Por supuesto, el hogar no es solo un lugar, también es un sentimiento. Una gran parte de eso es la familia, ya sea con vuestro propios minis, bebés peludos o ambos. Sin duda son una gran parte de vuestra vida, así que otra idea es que también sean una gran parte de la propuesta de matrimonio. Podrías conseguirle a vuestro(s) hijo(s) una(s) camiseta(s) que diga(n) “¿Te casarás con [tu nombre]?”, listo para pedirles que entren a la habitación por un segundo, o podrías colocar una caja con el anillo en el collar de tu mascota. Para obtener más ideas de propuestas de matrimonio que involucren a vuestros hijos, consulta nuestra publicación de blog aquí.

Deletrearlo

Una de las ideas de propuestas de matrimonio más simples pero más efectivas para el hogar es usar alguna decoración para hacer la gran pregunta. Si tu pareja sale un par de horas, tienes el espacio perfecto para transformar la habitación en un paraíso para una propuesta de matrimonio. Podrías buscar una pancarta que diga “¿Quieres casarte conmigo?”, o incluso globos ecológicos que lo deletreen. Por supuesto, también puedes tener flores, pétalos de rosa y fotos de vuestra relación para acompañarlos; todo suma para una atmósfera súper romántica.

Por otro lado, si estás en medio de un proyecto de bricolaje o una restauración, ¿por qué no escribirlo directamente en las paredes? Garabatea sobre las paredes sin terminar, o incluso escríbelo en un poco de cemento fresco (con el permiso y la supervisión del equipo de construcción, por supuesto). No solo es una forma súper romántica de hacer la gran pregunta ya que refleja todas las cosas emocionantes que os están ocurriendo, también es una hermosa forma de dejar el legado de vuestro amor a los futuros residentes.

¿Alguna de estas ideas de propuestas de matrimonio en casa hizo fluir tu creatividad? Aquí puedes encontrar aún más inspiración.

0 Acciones
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede gustar